expert advice / alpine trekking

¿CÓMO ELEGIR ZAPATOS DE TREKKING?

1. Cómo elegir el calzado de trekking adecuado

El calzado de montaña puede que sea la parte del equipo para senderismo y trekking más importante que compres nunca. Elegir el calzado adecuado depende de para qué lo quieras. Las zapatillas ligeras de caña baja son ideales para muchas actividades, como:

  • Rutas de acercamiento
  • Speed hiking
  • Excursiones sencillas de un día.
Pero cuando llevamos una mochila pesada por un terreno irregular y difícil, es mejor llevar un calzado que ofrezca más apoyo, como unas botas de caña media o alta. También hay que tener en cuenta el rendimiento sobre terrenos técnicos, sobre todo si tu intención es escalar vías ferratas.
En la montaña, lo mejor es que lleves botas o zapatillas que te resulten cómodas para distancias largas y que te protejan los pies y que sean especiales para hombre o mujer. Además, deben ser resistentes, impermeables y ligeras. Por lo general, te recomendamos que elijas el calzado más ligero y cómodo que puedas, con el apoyo y la estabilidad adecuados para el tipo de senderismo o trekking que vayas a realizar, así como para el terreno que tengas en mente. Y lo que es más importante, independientemente del calzado que elijas, es imprescindible que te ofrezca un ajuste perfecto.

2. ¿Qué zapato llevar para hacer trekking?

Ten en cuenta tu nivel físico y tu experiencia en la montaña. Piensa en lo fuertes que son tus tobillos y tus pies. ¿Qué importancia tienen la estabilidad del tobillo y el apoyo del pie para ti? ¿Te preocupa torcerte un tobillo o una antigua lesión? De ser así, busca una bota de montaña, que será más estable y que te brindará más apoyo. Las botas de trekking protegen mejor el pie y el tobillo sobre terrenos irregulares y rocosos. Suelen estar diseñadas con un corte de caña media o alta y, a menudo, cuentan con una plantilla interna más rígida (que no hay que confundir con la plantilla extraíble). Su diseño con empeines más altos también ayuda a mantener el pie seco cuando hay barro, lluvia o aguanieve, y suelen incorporar suelas más gruesas y protectoras que evitan que notes las piedras al andar.

3. ¿Cómo deben ser las botas de trekking?

Las botas de montaña modernas elaboradas en piel distan mucho de aquellas botas enormes y pesadas que llevaban los alpinistas de antaño. Ofrecen niveles similares de protección y estabilidad, pero con un ajuste más preciso y cómodo, más flexibilidad y un peso mucho más ligero. Muchas de las botas de trekking de caña más alta cuentan con un Flex Collar que aumenta el rango de movimiento posterior del tobillo y aporta más apoyo durante los descensos.

4. ¿Cuáles son los diferentes componentes del calzado de trekking?

Para entender bien las diferencias entre los modelos de calzado de senderismo y de trekking alpino, es importante saber un poco sobre los componentes que los forman.

  • El empeine: esta es la parte del calzado que cubre la superficie superior y los laterales del pie, incluidos los dedos y el talón. Nosotros elaboramos el empeine con piel de nobuk y ante de alta calidad junto con tejidos sintéticos ligeros y muy resistentes al agua.

  • El refuerzo: el material adicional que se incorpora en el empeine para ayudar a soportar la tensión durante el uso y mantener el ajuste. Todo el calzado de trekking alpino de Salewa está diseñado con el característico sistema 3F, que conecta la zona del empeine con la suela y el talón para garantizar más flexibilidad y apoyo. También empleamos una malla EXA Shell para envolver la parte del empeine y proteger el pie ante la abrasión.

  • El rand: es la tira de caucho o piel revestida de poliuretano que protege la parte inferior del empeine de las rocas y el pedregal.

  • La horma: todo calzado de alta calidad está elaborado entorno a una horma, que es un modelo del pie. Al calzado se le da forma y se elabora alrededor de esta horma, que es lo que aporta a la bota o al zapato el ajuste y sus características distintivas. Las hormas se diseñan para actividades específicas para hombre y mujer. También existen hormas específicas para mujer con las que se elaboran los modelos de trekking femeninos.

  • La plantilla interior: la plantilla interior (que no se debe confundir con la plantilla extraíble) es una capa oculta dentro del zapato que se encuentra entre la entresuela y la unidad que conforma la suela. Es un elemento fundamental en la construcción del calzado, y tiene el mismo tamaño y la misma forma que la horma sobre la que se forma el empeine durante el proceso de elaboración.

  • La entresuela: la entresuela es el componente de la unidad que forma el conjunto de la suela que se encuentra entre la suela exterior y el empeine. Ofrece amortiguación ante los impactos. La entresuela, junto con la plantilla interior, define la rigidez del calzado. Puede que un calzado rígido no te llame mucho la atención, pero ofrece una gran comodidad y estabilidad en largos recorridos sobre terrenos rocosos e irregulares, y aún más precisión al escalar.
    Las entresuelas están hechas de nailon o EVA (etilvinilacetato). El nailon suele ser un material más rígido y duradero, por eso es ideal para un uso prolongado en la montaña. La goma EVA es algo más ligera y ofrece una gran amortiguación. Algunos modelos de trekking alpino cuentan con entresuelas específicas, elaboradas con una forma ergonómica y con una amortiguación duradera y excepcional para terrenos escarpados.

  • La suela: la suela es la parte exterior, pegada a la parte inferior del calzado, que está en contacto con el suelo. El diseño de la suela (el dibujo) tiene una función fundamental. Las suelas del calzado de trekking alpino están elaboradas por Vibram® y Pomoca, expertos líderes en la fabricación de suelas. Solo empleamos compuestos de caucho de alta calidad. Los diseños de la suela están formados por surcos y tacos colocados para garantizar un buen agarre sobre roca y pedregal, y una tracción óptima sobre hierba y barro. Nota: Por «agarre» nos referimos a la «fricción», es decir, la capacidad de adherirse a una superficie, mientras que cuando hablamos de «tracción» nos referimos a la capacidad de agarrarse a un terreno más blando para no escurrirse o resbalarse al salir de la pista.

  • Diseño de la suela: La disposición de los tacos desempeña una labor fundamental en el rendimiento del calzado. Los tacos anchos y poco profundos suelen ir mejor para terrenos lisos, como suelos calizos o bloques de granito, ya que la zona de superficie entre la suela y la roca es mayor. Los tacos más profundos, sobre todo en suelas con tacos exteriores dentados, se adhieren mejor y ofrecen una mayor tracción cuando la superficie es irregular, como en pedregales, terrenos más blandos, o incluso en la nieve.
    También incluimos un freno para el talón (una protuberancia bien definida en la parte superior del empeine, antes de la parte delantera del pie) que reduce las posibilidades de resbalarse en descensos empinados. Algunas de nuestras suelas para trekking alpino también cuentan con una Ferrata Zone, con tacos específicos en ángulo en la zona media del pie para optimizar la fuerza y la estabilidad de este en los peldaños y las escaleras de una vía ferrata.

  • Climbing Lacing: todo el calzado de trekking alpino de Salewa cuenta con el sistema de lazada Climbing Lacing que ofrece un mejor ajuste en la puntera y mucha más precisión sobre terreno técnico.

5. Botas de senderismo y trekking con membrana impermeable

¿En qué tipo de condiciones tienes intención de usar tu calzado? Muchas botas y zapatos de senderismo y trekking tienen una versión con GORE-TEX®. La membrana impermeable y transpirable colocada entre el tejido del empeine y el forro interior ofrece una protección fiable para mantener el pie seco y cómodo durante la vida útil del calzado. Las membranas de GORE-TEX® también se secan con rapidez, por lo que son la opción ideal para excursiones alpinas de varios días, así como para andar en condiciones húmedas o para hacer alpinismo en invierno; sobre todo, cuando no tenemos la opción de secar las botas al aire libre durante la noche. Las membranas impermeables y transpirables también hacen que el calzado resulte más cálido cuando las temperaturas son bajas.
Los cómodos forros de piel ofrecen la ventaja de que se adaptan mejor a la forma del pie. Además, el uso agradable y la comodidad que aporta la piel de plena flor son difíciles de superar. Pero ningún calzado que cuente con una membrana de piel es totalmente impermeable, aunque lo cuidemos y conservemos lo mejor posible. La piel es un buen material para ambientes más secos o cuando sabes que vas a poder secar las zapatillas al aire libre por la noche. Es más, la transpirabilidad añadida de un modelo sin membrana resulta más cómoda y refrescante cuando hace calor.

6. ¿Cómo elegir la talla de zapatos de trekking?

El calzado de senderismo y trekking debe ajustarse bastante al pie, pero sin rozar. Debes buscar un grado de contacto seguro con el suelo además de flexibilidad y comodidad para los descensos.

  • Comprueba el talón para asegurarte de que la parte trasera del pie está bien ajustada. Para ver si el talón se ajusta bien, pruébate primero el calzado con los cordones sin atar. Si te resulta que está suelto a los lados, significa que el talón es demasiado ancho. Por lo general, deberías poder meter el dedo índice entre el talón y la parte trasera de la bota.

  • ¿Tienes suficiente espacio para los dedos? Debería quedar un espacio como el ancho de un dedo de la mano entre los dedos de los pies y la punta del zapato para que los puedas mover con libertad. Esto es importante para los descensos, porque, de lo contrario, los dedos chocarán contra la puntera del zapato.

  • Aunque un zapato te resulte cómodo al probarlo, intenta probarte siempre media talla más para comparar y estar seguro. Si no lo tienes claro o crees que estás entre dos tallas, apuesta por la más grande. Y recuerda: es probable que se te hinchen algo los pies durante una excursión larga.

El calzado de trekking alpino de Salewa está diseñado para ofrecer precisión y apoyo en terrenos montañosos, pero con la comodidad necesaria para usarlo en largas distancias y una protección total contra las ampollas. Es por eso que lo puedes usar directamente nada más sacarlo de la caja sin tener que amoldarlo primero al pie. Aun así, recomendamos que lo uses y lo pruebes un poco antes de emprender tu aventura en la montaña.

6.1 Cómo y cuándo probarse el calzado de trekking

Cuando vayas a probarte zapatos nuevos de montaña, tómate tu tiempo. Lo mejor es hacerlo por la tarde, ya que los pies suelen hincharse un poco a lo largo del día. Lleva los calcetines que tienes pensado ponerte con los zapatos, ya que eso te ayudará también a valorar el tamaño, el ajuste y la sensación del nuevo calzado con más rapidez. Si llevas plantillas ortopédicas, llévalas también. Pasa todo el tiempo que puedas en la tienda: date una vuelta y prueba a subir y bajar escaleras. Pruébalos en una cuesta si tienen una e intenta recrear cómo los usarías en la montaña. Ni que decir tiene que es mejor probarse el calzado nuevo en una tienda especializada.

6.2 Perfecciona el ajuste de tus botas de montaña

Es bueno hacer pruebas para adaptar y perfeccionar el ajuste de tus botas de trekking. No te asustes por combinar las plantillas extraíbles de tu calzado para exteriores, sobre todo si tienes los pies estrechos. También puedes hacer pruebas con los calcetines. Algunos prefieren llevar un calcetín fino dentro de un calcetín de lana más grueso para evitar que les salgan ampollas, y otros prefieren llevar un calcetín de lana más fino con una bota bien ajustada. Prueba con diferentes calcetines para ver qué es lo que mejor te va.
Algunos fabricantes tienen plantillas extraíbles especiales para que puedas personalizar el ajuste de tu calzado para todo tipo de condiciones, ofrecer mejor amortiguación y gestionar mejor la humedad.

6.3 Amolda bien el calzado a tu pie

El calzado de trekking, de montaña y de senderismo de rendimiento suele estar elaborado con un empeine más grueso y una entresuela más firme que el calzado de caña baja o las zapatillas de running de montaña. Amolda bien las botas o las zapatillas a tus pies antes de usarlas en la montaña. Y póntelas tanto como puedas, incluso para ir al trabajo, por ejemplo.

6.4 Cómo atar los cordones del calzado de trekking

La manera de atar los cordones de tu calzado de montaña puede cambiar mucho las cosas. Lo normal es cambiar la tensión de los cordones para los ascensos y los descensos. Para los ascensos, intenta apretar los cordones en la parte de delantera del pie para que el talón esté más sujeto y deja la parte intermedia del pie un poco más suelta. Para ir más seguro en los descensos, aprieta bien los cordones tanto en la parte delantera como en la parte intermedia para que el pie no se resbale dentro de la bota.
Los modelos de calzado de trekking alpino de Salewa con una caña más alta cuentan con un sistema de lazada en 3D que divide los cordones en dos zonas para que se pueda personalizar mejor el ajuste y ofrecer mayor comodidad y rendimiento.

7. Más información sobre el calzado de senderismo y trekking

7.1 Cuidados e impermeabilización

Puedes aumentar la vida útil de tus botas si las limpias y las proteges bien. Lo mejor es usar un cepillo de cerdas finas y agua templada. Existe una amplia gama de productos de limpieza en el mercado para empeines de ante, nobuk y piel de plena flor. Si usas un tratamiento para tejidos con el fin de conservar la resistencia al agua (DWR) de empeines sintéticos, conseguirás que absorban menos agua, conserven mejor su transpirabilidad y se sequen más rápido.
Deja secar las botas que estén húmedas tranquilamente, si puedes, y donde no les dé la luz del sol directamente. Si están muy mojadas, rellénalas de papel y cámbialo de vez en cuando. No dejes nunca unas botas mojadas en un espacio húmedo y cerrado, como una bolsa de plástico, en el maletero del coche o en un sótano. Y recuerda que las botas tampoco se pueden someter a un calor intenso, por eso debes evitar secarlas cerca de un horno o de un fuego, porque la piel de los empeines se seca demasiado rápido, se endurece y se puede quebrar.

7.2 Uso en invierno

El ajuste de la bota es bastante importante en invierno. Con un ajuste más suelto, con espacio para llevar un calcetín fino y un calcetín de montaña más grueso encima, y espacio para mover los dedos, llevarás los pies más calentitos que con media talla menos, que solo te permite llevar un calcetín de montaña. Los guetres son un complemento fácil de llevar y que aportan calor adicional.

7.3 Cómo cambiar las suelas de las botas de montaña

Todo calzado de montaña tiene sus límites, aunque sea el mejor. Cuando ya has recorrido muchos kilómetros, las suelas pueden empezar a mostrar marcas de uso y deterioro, aunque el empeine siga estando casi en perfectas condiciones. Cambiar las suelas de las botas suele ser una buena opción para amortizar al máximo el calzado y ahorrar en recursos. Algunas empresas también cuentan con un servicio de expertos que se encarga de esta tarea.

VOLVER AL INICIO