Red-Bull-X-ALps

CHRIGEL MAURER

¿Cómo te preparas para la Red Bull X-Alps 2019?

#REDBULLXALPS

El 2019 se trata de "vencer a Suiza". ¿Cómo se hace eso? Es decir, ¿cuáles son los elementos esenciales que cada deportista debería tener en cuenta en la carrera para ganar contra Suiza, como tú?
Para mí, hay cinco factores fundamentales: aptitud física, excelentes habilidades de parapente, conocimientos en navegación GPS y muy buena orientación, capacidad de tomar decisiones, un equipo comprometido y de confianza, así como un estudio preciso del reglamento.
Este año nos esperan unos 1.138 kilómetros. El entrenamiento, un buen estado físico y una voluntad firme son factores importantes ya sea para ascender a la posición de despegue o recorrer distancias más largas a pie, en función de las condiciones meteorológicas. Es imprescindible dominar el parapente, puesto que, si el tiempo acompaña, conseguir hacer largas distancias por aire permite avanzar. Asimismo, las posiciones de despegue y aterrizaje pocas veces son ideales.

El promedio de los últimos años muestra que estáis en movimiento entre 15 y 17,5 horas diarias. Cinco horas de sueño deben ser suficientes para recorrer una distancia de unos 49 kilómetros con aproximadamente 2.800 metros de desnivel y, dependiendo de las condiciones meteorológicas, para volar 150 kilómetros en seis horas.
Sí, es más o menos así. En función del clima, puedes correr o volar más o menos.
Las carreras anteriores han demostrado que también vale la pena tomar otras decisiones, siempre dentro de las normas. Por ejemplo, subir por un valle vecino más al Este, haciendo un rodeo, porque desde allí se vuela mejor. Pensar estratégicamente, tomar decisiones por uno mismo de forma deliberada, sin centrarse demasiado en la competencia, puede merecer la pena.

¿Tienes algún plan maestro para la X-Alps 2019?
(Chrigel se ríe) Sí, me gustan los planes maestros. Cuanto mejor me siento preparado, mayores son mis expectativas ante lo desconocido. Mi objetivo es tener una estrategia para cada situación y cada zona, para así garantizar la máxima flexibilidad posible durante la carrera. Para mí, la competición X-Alps es perfecta: Está algo estructurada, pero una vez ahí fuera, con la ayuda de mi equipo, tengo que implementar intuitivamente todo lo que he aprendido durante el año.
El resumen detallado me ayuda a definir lo que ya sé, a qué tengo que dedicar más tiempo y qué quiero mejorar. Desarrollo el contenido de mi plan maestro a partir de mi propia experiencia, de los debates con otros deportistas y a través de las múltiples reproducciones mentales de la carrera que hacemos con mi equipo.

¿Cuándo comienza tu preparación personal de la X-Alps? ¿O es que realmente nunca se detiene?
¿Qué haces en invierno para mantenerte en forma?

Hay un pequeño margen de tiempo para relajarse a finales del verano / principios del otoño. Durante este período todo está más tranquilo.
En octubre empiezo de nuevo los entrenamientos de fuerza y musculación, y también sesiones más largas de Hike & Fly.
Tan pronto como caen las primeras nieves, me motivo a entrenar el esquí de montaña. Cada mes hago unos 20.000 metros de desnivel. De promedio, esto equivale a ocho horas de entrenamiento por mes y a 60 horas de entrenamiento de resistencia.

¿Participas en carreras de esquí de montaña?
Sí, me sirven también para ver en qué situación estoy. De enero a abril compito regularmente en carreras. En situación de carrera también me motivo a acelerar el ritmo.
A partir de febrero, añado una o dos sesiones más por carretera a la semana y las voy incrementando continuamente. Cuatro meses después, en mayo, ya alcanzo los 150 kilómetros al mes.

¿Y el entrenamiento de vuelo?
Ese prácticamente nunca se detiene. (Chrigel se ríe)
En invierno predominan más las acrobacias, es decir, entrenamientos técnicos, incluso con esquís, cuando la nieve no está demasiado bien. Según muestra la experiencia, a partir de marzo la corriente térmica permite hacer vuelos más largos. Cada año disfruto de nuevo de la sensación de volar sobre mi tierra como un pájaro. También es el momento de probar material nuevo y posiblemente comprar alguna novedad. Lo mismo pasa con mi alimentación, la ropa deportiva y el calzado óptimo. Como conozco muy bien mi cuerpo, me doy cuenta rápidamente de si algo tiene un efecto positivo o no.
En abril comienza la temporada de carreras Hike & Fly. Estas carreras me sirven para ser más eficiente. Hasta entonces, conozco bastante bien mi estado físico actual.

Todavía quedan unos tres meses para la X-Alps.
Hasta entonces, ¿cuál es tu pulido final?

Pronto voy a sustituir el entrenamiento de fuerza por saltos rápidos y estiramientos o un entrenamiento de coordinación: en las carreras de montaña se me carga sobre todo la circulación al subir cuesta arriba, y las piernas y la estructura al bajar o ir en llano.
Considero importante estar en armonía con mi entorno, para tener buenas sensaciones y la mente despejada.
Como he dicho antes, cuanto mejor me siento preparado, mayores son mis expectativas ante lo desconocido. Y mis expectativas este año son enormes.

Red-Bull-X-ALps-770